jueves, 29 de enero de 2015

La endodiscriminación a personas con VIH/Sida

Esta charla-mesa redonda tendrá lugar el sábado 31 de Enero de 2015 a las 20h en Barbieri 18. Es frecuente que dentro del colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) se produzcan casos de discriminación de algunos miembros del mismo por parte de otros. Es lo que se conoce como “endodiscriminación”. Seguro que tod@s hemos oído hablar de ello o, en el peor de los casos, lo hemos experimentado.

Particularmente, hay determinados grupos, como LAS PERSONAS LGTB INFECTADAS CON EL VIH/SIDA, que, con demasiada frecuencia, son rechazados por otros integrantes del amplio y variado colectivo LGTB. Seguramente, en muchas ocasiones suceda de manera inconsciente o no premeditada. Pero lo cierto es que ocurre y ello nos obliga a hacer una reflexión sobre esta lamentable realidad.

La charla correrá a cargo de Santiago Redondo, Coordinador del Área de Salud integral y VIH/sida de FELGTB, área que trabaja por la dignidad de las personas LGTB infectadas con el VIH/Sida en España. Además Santiago es un destacado militante por los derechos LGTB en España.

miércoles, 28 de enero de 2015

Manifiesto #BesosContraLaViolencia

Queremos dedicar esta besada con admiración y cariño a todos aquellos hombres y mujeres que en algún momento de su vida supieron decir SÍ a sus sentimientos, a su corazón, y decir no a la opresión y el silencio y también a todas aquellas personas que han apoyado y defendido nuestros derechos a pesar de no ser del colectivo.

Queremos testimoniar nuestra gratitud a todas las lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales que, a pesar del mensaje reprobatorio que sufren por parte de algunos sectores de nuestra sociedad, deciden quererse y querer con orgullo, felicidad y valentía.

Creemos que, a día de hoy, sigue siendo éste el principal reto, a la vez que el gesto más revolucionario y humano del movimiento LGTB.

Un gesto de amor, un beso, una caricia siguen siendo en el Estado Español motivo de agresiones, burlas, insultos y vejaciones.

En 2014 pudimos contemplar con rabia e impotencia palizas a parejas de homosexuales y bisexuales, la denegación del acceso a un local a personas por el hecho de ser transexuales, el aumento de delitos de odio, la impunidad del acoso escolar o la vulneración de derechos como el acceso a la maternidad o a una atención sanitaria  integral. Y hemos visto la actitud de un gobierno que ha dado la espalda al colectivo y ha respaldado algunas de estas agresiones.

Hemos visto recortadas nuestras voces mientras sufrimos un retroceso tanto legal como social y ante esto solo nos queda la lucha por nuestros derechos  y la Visibilidad como herramienta de cambio.

El sistema ha creado unos mecanismos de represión y una estructura del miedo: una agresión en el espacio público no es más que la consecuencia directa que sufrimos cuando queremos ser iguales al resto. Una agresión que perpetúa el miedo como arma para invisibilizarnos y restarnos derechos reales.

Las instituciones y las fuerzas de seguridad del estado tienen la obligación de velar por la seguridad de toda la ciudadanía, es por ello que exigimos al gobierno de Rajoy una mayor implicación en políticas de inclusión social, al igual que la formación adecuada tanto de las fuerzas de seguridad del estado como de los cuerpos judiciales para atender correctamente a las personas LGTB agredidas.

Todo ello, aunque no solo, englobado en una ley por los derechos de las personas LGTB y contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género como la que goza Cataluña, y una ley integral de transexualidad como las ya existentes en diversas comunidades autónomas.

Con esto, además de con la solidaridad de toda la población, esperamos cerrar definitivamente un 2014 de vulneración de derechos y empezar un 2015 con una clara reivindicación por una igualdad real, de visibilidad, de convivencia y respeto en la diversidad.

¡¡Ni una agresión sin respuesta!!
¡¡Si tocan a una, nos tocan a todas!!

MADRID: Besada en la Puerta de Alcalá - 19:00 horas - Convoca Arcópoli

FELGTB

domingo, 25 de enero de 2015

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos (Madrid)

Programa de actos con motivo de la Semana de Oración de la Unidad de los Cristianos de 2015. Desde ICM Pan de Vida, os animamos a todos/as a que participéis en alguno de estos actos. Estas celebraciones tienen lugar cada día en distintos templos adscritos a distintas iglesias cristianas.

Viaje, sol abrasador, cansancio, sed… «Dame de beber». Este es el deseo de todo ser humano. Dios, que se hace hombre en Cristo (Juan 1, 14) y se vacía a sí mismo para compartir nuestra humanidad (Filipenses 2, 6-7), es capaz de decirle a la mujer samaritana: «Dame de beber» (Juan 4, 7). Al mismo tiempo, este Dios que sale a nuestro encuentro nos ofrece el agua viva: «el que beba del agua que yo quiero darle, nunca más volverá a tener sed sino que esa agua se convertirá en su interior en un manantial capaz de dar vida eterna» (Juan 4, 14).


SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS -  16-29 ENERO DE 2015

Fecha y hora de diversas celebraciones:

16 VIERNES: Oración Parroquia Católica del Buen Suceso, (Princesa, 4) Preside D. José Luis Huéscar, y D. Miguel Jimeno, párroco. Predica el Rvdo. Alfredo Abad, pastor de la Iglesia Evangélica Española. A las 20:00 horas.

18 DOMINGO: Encuentro Ecuménico de Coros en la Parroquia Católica de Ntra. Sra. de las Delicias (Paseo de las Delicias, 61). A las 20:00 horas.

19 LUNES: Apertura de la Semana. Celebración Ecuménica en la Catedral del Redentor, Iglesia Española Reformada Episcopal - Comunión Anglicana (c/ Beneficencia, 18). Preside su obispo, Rvdmo. Carlos López. Predica el P. Ángel García Rodríguez, Fundador  de Mensajeros de la Paz. A las 20:00 horas.

20 MARTES: Celebración ecuménica en la Iglesia Evangélica de Habla Alemana (Paseo de la Castellana, 6). Preside su pastor, el Rvdo. Stephan Büttner. Predica Dña. Lourdes Grosso García, católica, Misionera Idente. A las 20:00 horas. 

21 MIERCOLES: Celebración ecuménica en la Parroquia Católica de San Saturnino - Diócesis de Getafe (pza/ Príncipes de España s/n - Alcorcón). Contara con la presencia de ministros de diversas confesiones cristianas. A las 19:30 horas. 

 22 JUEVES: Vísperas solemnes según el rito católico, en la Capilla del Seminario Conciliar (c/ San Buenaventura, 9). Predica el Rvdo. Félix González Moreno, pastor de la Primera Iglesia Bautista de Madrid. A las 20:00 horas.

23 VIERNES: Celebración ecuménica en la Iglesia Santísima Virgen María, actual catedral ortodoxa rumana (c/ Nicasio Gallego, 24) Preside el Rvdo. Teofil Moldován, párroco en Madrid del Patriarcado Ortodoxo Rumano. Predica el Rvdo. Manuel Barrios, delegado episcopal de Ecumenismo. A las 20:00 horas.

24 SÁBADO: Celebración ecuménica de jóvenes. Cripta de la Parroquia Católica del Inmaculado Corazón de María (c/ Marqués de Urquijo, esquina Ferraz). A las 20:00 horas.

25 DOMINGO: Culto Dominical en la Comunidad Cristiana La Esperanza (Parroquia de S. Saturnino), Iglesia Española Reformada Episcopal - Comunión Anglicana (pza/ Principes de España s/n - Alcorcón). Preside y predica su pastor, Rvdo. Juan Larios. A las 12:00 horas. 

29 JUEVES: Conferencia y Oración. Pastor Emmanuel Buch. Predica el P. Ciprian Chidu;  Parroquia Católica de Sta. María (Avda. España, 47 - Majadahonda). A las 19:00 horas.

sábado, 24 de enero de 2015

Ser nosotros mismos

Amarse no es mirarse uno a otro, recuerda Saint Exupéry, sino saber mirar juntos en la misma dirección. Me preocupa esa especie de solapado autismo que se esconde en querer ser Ying y Yang, padre y madre, blanco y negro, hombre y mujer, arriba y abajo, justo e injusto, en lugar de reconocer la coincidencia de los opuestos. Pero jamás la descubrirá ni encontrará quien niegue la realidad de los opuestos y complementarios. Eso de que “el buey solo bien se lame” no significa más que lo que dice, pero para eso hay que ser buey castrado, y muchos por ahí no pasamos.

¿Por qué esa manía de pretenderse autosuficientes en lugar de reconocerse contingentes? ¿Tanto miedo tenemos a reconocer que necesitamos amar y ser amados, que necesitamos ayuda y consuelo, estímulo y compañía, ternura y acicate? Muchas personas sufren porque creen que no les está permitido sentirse mal, quejarse o llorar, pedir ayuda o reconocer que han metido la pata. De ahí tantas personas agobiadas por creerse siempre actuando ante un público que no existe y ante jueces que no son tales o ante padres inflexibles o ante presuntos dispensadores de patentes de eternidad.

Antes, eran los clérigos, rabinos y ulemas, que amenazaban con el Infierno o con el mismo Cielo, amenaza real ante la perspectiva de una eternidad tañendo el arpa sobre una nube. Ahora, son psicólogos, educadores, presuntos líderes de opinión los que pretenden dispensar parecidas patentes de “buena conducta”.

Las personas no necesitamos ser salvadas por nada ni por nadie, nos basta con ser reconocidas, aceptadas y respetadas. Sobre todo que nos dejen ser nosotros mismos. Si nos dejamos impresionar por los modelos impuestos socialmente viviremos en una insufrible paranoia, como si nos estuvieran vigilando, como si tuviéramos que dar cuentas a ese gran hermano… que no existe, más que en el cuenco de mis manos y en el anverso de mi corazón.

Basta ya de preguntarme tantas veces “Y ahora, ¿qué he hecho?” Por eso, me ratifico en la convicción de que la educación, las buenas maneras, el buen gusto y el estilo son valores propios de cada sociedad y que ignorarlos o despreciarlos quizás no muestren sino una debilidad de carácter. Todos esos valores son formas de la vida, de la libertad, de la justicia y del indeclinable derecho a la búsqueda de la felicidad.

Por José Carlos Gª Fajardo en Redes Cristianas

miércoles, 21 de enero de 2015

24-E: Taller Teológico en Madrid

El próximo Taller será, el 24 de enero, y nos acercaremos a una de las propuestas teológicas más recientes en diálogo con las neurociencias, a su vez una de las áreas de conocimiento que está avanzando a pasos agigantados. Por ello, en este Taller abordaremos la cuestión de la articulación entre el cerebro y el alma, y qué significa ello para nuestra fe. ¡No os lo podéis perder!


martes, 20 de enero de 2015

Polémicas palabras del Papa Francisco sobre la "colonización ideológica" de la familia

“En lo que es necesario: unidad; en lo que es dudoso: libertad; en todo: caridad.” (S. Agustín de Hipona).

Vea la noticia aquí...

Una forma de verlo

Don Jorge Bergoglio, como decimos por aquí: mostró la hilacha. Francisco es Bergoglio y esa aparente apertura de los orígenes fácilmente se va volviendo a acomodar al statu-quo.

La nota derrama prejuicio, discriminación y menosprecio a lo distinto de una manera absolutamente descarada y eso que viene de la ICR (Iglesia Catolica Romana). Solo me voy a detener a lo mencionado durante un discurso en Manila, Filipinas: hay un "intento de usar ayuda internacional para imponer ideas occidentales sobre el matrimonio y la sexualidad", una forma de "colonización ideológica", afirman. Yo me pregunto ¿qué es lo que hizo la Iglesia Catolica Romana sino buscar "colonizar ideológicamente" al mundo?

De hecho la Biblia no utiliza el concepto "familia", sino el concepto "casas". El concepto familia es un concepto que surge en el imperio romano y refería al grupo de esclavos y siervos que eran propiedad de un jefe o pater familia, incluso, posteriormente se incluyen a esposas e hijos. El Imperio romano, no es otra cosa que la forma primigenia de reproducción ideológica del Estado de la Ciudad de Vaticano, la cual no nos olvidemos que tiene como forma de gobierno una Monarquía absolutista y Teocracia.

Lo peor de todo es que desde estos espacios territoriales, propenden a la instalación del odio y la discriminación, como si sus interpretaciones de la deidad fueran "la palabra de Dios": tomando la voz de Yahvéh, Jehová, Alá, Jesucristo o quien sea, diciendo: los anticonceptivos están mal, la planificación familiar no es de Dios, el uso del condón/preservativo es incorrecto, que el matrimonio es solo de determinada forma, que los deseos "buenos" son estos y no estos otros.

Resumiendo:

1- Soy cristiano, pero el jefe del cristianismo o la voz del cristianismo no es el Papa. Por lo cual, del mismo modo que no me meto por ejemplo con el celibato del clero catolicorromano, no quiero que se meta a opinar sobre mi vida cristiana.

2- No me sustento en levantar banderas al estilo matrimonio igualitario, procreación asistida, gestación por sustitución como algo para mojarle la oreja al Estado Vaticano, sino como la necesidad de la ampliación de derechos para todos las y los ciudadanxs.

3- Los términos matrimonio y familia, han sido reconceptualizados, en tooodo el mundo y aun en cada país puede significar algo distinto, La Ley es quien da este encuadre y definición, no una iglesia y menos aún, una iglesia que piensa que es la única en el mundo. Matrimonio y familia no son propiedad de la ICR.

Francisco es Jorge! Podrás tener hermosos diálogos en privado con personas diversas, pero tus declaraciones públicas son absolutamente denostables y faltas de amor.

Por el Victor H. Bracuto en Facebook

Desde otra perspectiva

Yo no voy a entrar en lo que el Papa realmente piensa y no dice y dice y no piensa. Pero sí quiero comentar lo que dice y lo que no dice.

Creo que es la única, o si no de las poquísimas veces, que en un discurso oficial sobre la familia, no se habla de que la única, la de verdad, es la formada por un hombre y una mujer. Se entiende, pero ya no se recalca. Es una ausencia, que en un discurso de un Papa defendiendo la “familia tradicional”, es cuanto menos curiosa. ¿Estarán empezando a entender que hay otras familias?

Pero no me quiero detener en las ausencias, que las hay, sino en los nuevos acentos, que no necesariamente niegan otros, pero recalcan estos, que hasta ahora parecían quedar en la sombra, y que quizá son la sustancia del matrimonio “cristiano”

Familia, Iglesia doméstica donde se ora, se vive la fraternidad y la entrega: “Donde primero aprendemos a orar es en la familia. Allí conseguimos conocer a Dios, crecer como hombres y mujeres de fe, vernos como miembros de la gran familia de Dios, la Iglesia. En la familia aprendemos a amar, a perdonar, a ser generosos y abiertos, no cerrados y egoístas.

Aprendemos a ir más allá de nuestras propias necesidades, para encontrar a los demás y compartir nuestras vidas con ellos. Por eso es tan importante rezar en familia. Por eso las familias son tan importantes en el plan de Dios sobre la Iglesia. Crecer con Jesús y María”. Lo sustancial del discurso familiar es si en la comunidad familiar se da el amor cristiano en todas sus vertientes. Por muy canónico que sea un matrimonio, y por muchos hijos que tengan, y muy fieles sexualmente sean, si no se da en plenitud el amor cristiano ¿se puede hablar de familia cristiana? A este planteamiento respondo diciendo que si la familia cristiana es eso, la familia LGTB también, por lo tanto donde el amor cristiano se viva en plenitud podremos añadir el adjetivo cristiano independientemente de la orientación sexual de los que formen esa comunidad de vida.

Me quiero parar ahora, si quiera brevemente, en el párrafo que más ha llenado de euforia a los conservadores: “La familia se ve también amenazada por el creciente intento, por parte de algunos, de redefinir la institución misma del matrimonio, guiados por el relativismo, la cultura de lo efímero, la falta de apertura a la vida. Nuestro mundo necesita familias buenas y fuertes para superar estos peligros. Filipinas necesita familias santas y unidas para proteger la belleza y la verdad de la familia en el plan de Dios y para que sean un apoyo y ejemplo para otras familias. Toda amenaza para la familia es una amenaza para la propia sociedad”. En el matrimonio igualitario no se da una redefinición del matrimonio, sino más bien hay una similitud tan grande que por analogía se toma prestado el nombre de matrimonio, pero en ningún momento se redefine, sino que se amplía el significado, se asimilan.

Sí son problemas esa tendencia relativista a considerar el matrimonio un simple contrato, lo efímero del compromiso y el egoísmo. Y también son problemas y muy reales, aunque hasta ahora muy poco denunciados por el magisterio:” La situación económica ha provocado la separación de las familias a causa de la migración y la búsqueda de empleo, y los problemas financieros gravan sobre muchos hogares. Si, por un lado, demasiadas personas viven en pobreza extrema, otras, en cambio, están atrapadas por el materialismo y un estilo de vida que destruye la vida familiar y las más elementales exigencias de la moral cristiana”. Aquí también todos nos podemos ver retratados, tanto la familia “tradicional” como las familias LGTB.

Ya para terminar, referirse al matrimonio igualitario en Filipinas donde hace apenas un año se han aprobado los anticonceptivos, y donde no existe el divorcio legal parece improbable. Más bien parece referirse a los últimos intentos de legalizar el divorcio y la reducción del número de hijos.

Por si a alguien ayuda, tranquiliza o consuela seguir pensando en el Papa Francisco como Papa bueno, aunque el resentimiento de algunos y la necesidad de otros de hacerlo malo, quiere apresurarse a proclamar su homofobia.Creo que en este caso, no hay materia para llegar a tanto.

Por G. Rodríguez en Facebook

lunes, 19 de enero de 2015

Ecumenismo y universalidad

 “Jesús le dice: “Dame de beber” (Juan 4, 7)

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos es convocada anualmente por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y el Consejo Mundial de Iglesias. Este año, nos lleva a uno de los primeros capítulos del Evangelio de Juan, este capítulo se incluye entre los signos con los que Juan nos presenta el ministerio de Jesús. Lo que nos acerca a través de estas historias iniciales es una descripción de lo que resulta fundamental e ineludible en la misión de Jesús y por tanto en el quehacer cristiano.

Para el primer día de oración las iglesias cristianas de Brasil, que han preparado este material, nos sugieren quedarnos en la frase del versículo 4: “Y le era necesario pasar por Samaria”, un itinerario que precisamente en esta semana en que nos hemos visto confrontados al radicalismo y a la xenofobia criminales. Tanto en París, por la terrible agresión contra la vida de los periodistas y contra la libertad de expresión, como en todas las declaraciones que señalan al extranjero o al musulmán como fuente de todos los males, las víctimas no merecen los sufrimientos que les hacen pasar los prejuicios, la intolerancia o las ideologías que no respetan los derechos fundamentales.

Jesús actúa de un modo totalmente contrario a estos fundamentalismos, a Jesús no le era necesario pasar por Samaria por razones prácticas, sino teológicas. El episodio de la mujer samaritana es toda una declaración de fe en la diversidad y en las personas, hablando con esa mujer, revelándose a una samaritana, convirtiéndola en ministra de su mensaje y enfrentándose a los prejuicios de sus discípulos Jesús pone, entre las esencias de su ministerio, el poner por delante al ser humano y su necesidad.

En una semana, en la que en todo el mundo nos reunimos para orar por la unidad de los diversos cristianos, afirmamos nuestra fe en la universalidad del mensaje de Jesús y en lo inalienable de la dignidad humana. Estas características son fundamentales en el ministerio de Jesús porque entrañan una manera de entender el ser humano desde la igualdad, la fraternidad y la libertad. Tomados del cristianismo y de otras tradiciones religiosas y filosóficas la construcción europea y todo el edificio de los derechos humanos se sostienen los mismos principios.

Debemos seguir pasando por Samaria, por la diversidad, por la integración y cualquier atajo, criminal o de exclusión por la condición de migrante, musulmán, género u otras, no son más que formas de violencia que nos sumen en los atajos de la barbarie.

Por el Pastor Alfredo Abad en entreParéntesis

sábado, 17 de enero de 2015

Materiales para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos y para el resto del año 2015

Jesús le dice: « Dame de beber ».
(Juan 4, 7)

Materiales preparados conjuntamente por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias.

Los dos organismos copatrocinadores de la Semana de Oración invitaron al Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de Brasil (CONIC) a que preparara los materiales para la Semana de Oración 2015. Para elaborarlos, el CONIC creó un grupo de trabajo formado por representantes de las Iglesias miembros del consejo y de organizaciones ecuménicas. El grupo de trabajo se reunió en febrero y abril de 2012 y terminó su cometido en el mes de julio. El Comité Internacional creado por los dos organismos copatrocinadores se reunió del 22 al 27 de septiembre en São Paulo, Brasil, para terminar de preparar los materiales.

El gesto bíblico de ofrecer agua a quienquiera que llegue, como un modo de dar la bienvenida y de compartir, es algo que se repite en todas las regiones de Brasil. El estudio y la meditación del encuentro entre Jesús y la samaritana que se propone para la Semana de Oración quiere ayudar a las personas y a las comunidades a que se den cuenta de la dimensión dialógica del proyecto de Jesús que llamamos el Reino de Dios.

Estos materiales se ofrecen con el entendimiento de que siempre que sea posible se adaptarán para ser utilizados localmente. Al hacerlo, se deberán tener en cuenta las prácticas litúrgicas y devocionales locales así como el contexto socio-cultural. Tal adaptación debería hacerse a través de una colaboración ecuménica. En algunos lugares estas estructuras ecuménicas para adaptar los materiales ya existen; en otros, esperamos que la necesidad de que sean adaptados constituya un estímulo para la creación de estas estructuras.


viernes, 16 de enero de 2015

Santa Teresa de Jesús y los protestantes

Esta charla tendrá lugar el domingo 18 de enero de 2014 a las 19h en la sede de CRISMHOM en Barbieri 18. Se organiza con motivo del V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús y el inicio de la Semana de Oración de la Unidad de los Cristianos. El tema será precisamente la visión y relación que tuvo Santa Teresa con el protestantismo.

Correrá a cargo de Ulrich Dobhan que es carmelita teresiano desde 1963, especialista en la figura de Santa Teresa de Jesús. Ulrich estudió en Roma y se doctoró por la universidad de Würzburg (Alemania). Fue formador y definidor General en su orden y actualmente es provincial de su orden en Alemania. Es autor de diversos libros y desde el año 2001, ha colaborado con una monja Carmelita en la traducción de las obras de Santa Teresa al alemán (pulsa este enlace para ver algunas de sus obras). Es profesor en los cursos de la Fundación CITeS de Ávila.

jueves, 15 de enero de 2015

Transitar lo sagrado

Visitar a un enfermo es una actividad que requiere gran responsabilidad. En principio se trata, básicamente, de prestarle atención. Sencillo, ¿verdad? Cuando una persona sufre la enfermedad suele sentirse asustada, aislada y en ocasiones – muchas, doy fe- abandonada. Prestarle atención no es aparecer y ponerse a tiro de su visión dolorida y confusa. Ni soltar lastre con frases hechas, que de nada sirven. Ni saludarle por encima y huir mas pronto que tarde. El primer paso para acompañar a un enfermo que sufre es compartir sus sentimientos aceptándolos como son. Mientras escupe pensamientos dolorosos y emociones nocivas, va respirando más despacio y se siente algo mejor. Sin darnos cuenta, tomamos su ritmo respiratorio y entramos en su espacio sagrado, en el Debir de su existencia. Y él recibe nuestro ritmo como un gesto de amor que le ayuda a vaciarse de recuerdos malos poco a poco. Y nosotros, sin darnos cuenta, hemos borrado los pensamientos personales, asintiendo- espiritualmente- como lo hace una madre que mece a su bebé, recordando cómo la comadrona ajustó su propia respiración a la de ella, para facilitarle el parto. Y nuestro hermano enfermo, que estaba encogido, tenso y bloqueado cuando llegamos, comienza a relajarse, a compartir sus emociones y a expandir su pecho. Y a llorar, que revela confianza en el que acompaña. Es este el espacio de la paz, la puerta de lo sagrado. Es el momento privilegiado para sentir a Dios, que se manifiesta en nuestra experiencia vital. Y sin merecerlo, transitamos el espacio sagrado, ese que no ocupa lugar ni tiempo, que atiza el alma en un acto sobrecogedor y único, en el que la eternidad pone su brizna luminosa. La experiencia de ver brotar el Misterio en una habitación de hospital es un regalo que el mundo debe conocer. Y conviene despojarse de cualquier idea de Dios, por muy razonable que sea. En su presencia inefable no sirve nuestra razón. Lo conveniente es celebrar el Misterio, no encasillarlo. C. S. Lewis aseguraba: “No mi idea de Dios, sino Dios”.

Por César Cid en el Blog escucha y consuelo

miércoles, 14 de enero de 2015

Mi Dios, es el Dios de tod@s

Cuando me refiero a MI DIOS, es obvio que no quiero decir que sea mío. Cuando digo MI DIOS, me estoy refiriendo a mi descubrimiento personal de Él, por medio de mi experiencia diaria.

Empezaré por lo grande…

MI DIOS, es el Dios creador de todo el Universo, es el Dios de la Historia, y es el Dios de mi propia historia.

MI DIOS, trasciende la Teología, la Filosofía, la Ciencia. El es la fuente de todo conocimiento.

MI DIOS, rompe los esquemas, las catalogaciones, sobresale del tubo de ensayo. MI DIOS supera lo que mi mente pueda nunca llegar a entender de Él.

MI DIOS, es Dios de Luz y no de oscuridad. MI DIOS transforma el mal en Bien. Hace al débil, fuerte. Restaura las vidas rotas. MI DIOS, da esperanza al que no tiene ninguna.

MI DIOS, no hace acepción de personas, ni por edad, ni por género, ni por raza, ni por ideología, ni por religión, ni por posición social, ni por orientación sexual, ni por coeficiente intelectual…a mí me ama porque soy yo, y a ti te ama porque eres tú. Su naturaleza o esencia es el AMOR, y ahí es donde reside su gran poder.

Por todo esto que se de Él, es imposible que sea solo mío. Hay tanto de Dios, que es para tod@s, y no sólo para unos cuantos…

Es DIOS DE TOD@S, cuando fallamos, y cuando acertamos, cuando confiamos y cuando no, cuando escogemos el camino equivocado, y cuando volvemos al correcto, cuando caemos y cuando nos levantamos, cuando estamos enfermos y cuando estamos sanos.

Su AMOR y Su cuidado no dependen de nosotros, sino de Él.

Dios es DIOS DE TOD@S, de la humanidad entera y de cada uno en particular, y somos de tanto valor para Él,que hasta se dejo matar.

Este es MI DIOS y el tuyo…y esto sí que son BUENAS NOTICIAS.

Por Yolanda Gascon Garcia en Comunitat Protestants Inclusius BCN

martes, 13 de enero de 2015

La iglesia de Escocia, a favor de permitir la ordenación de ministros homosexuales con pareja

32 de los 45 presbiterios locales de la iglesia de Escocia, la confesión religiosa más importante de ese país, han votado a favor de permitir la ordenación de pastores abiertamente homosexuales y que además mantengan relaciones estables de pareja. Aunque la decisión debe ser ratificada por la asamblea general de la iglesia, esta ya se había pronunciado a favor, por lo que el voto de los presbiterios era, en la práctica, el último obstáculo a batir. Se acerca de esta forma el fin de un largo proceso hacia una mayor inclusividad de las personas LGTB en la iglesia de Escocia, el que el su sector progresista ha hecho, conviene destacar, concesiones significativas al sector conservador.

Hace ya casi cuatro años, y a pesar de las amenazas de cisma de su sector más conservador, la asamblea general de la iglesia de Escocia (una iglesia presbiteriana que carece de obispos) decidía poner fin a la moratoria que se había impuesto a sí misma sobre la materia, después de que en 2009 Scott Rennie, abiertamente gay y que mantiene una relación estable, fuera ordenado pastor de una parroquia en Aberdeen.

Pero aunque en 2011 la asamblea general levantara la moratoria, la decisión no era ni mucho menos de aplicación automática. Una comisión teológica debía trabajar sobre la materia y elaborar una serie de recomendaciones concretas para votar la siguiente asamblea, que tuvo lugar en 2013. Y aunque el documento elaborado por dicha comisión proponía la aceptación de los pastores homosexuales, solteros o unidos civilmente, en las mismas condiciones que los heterosexuales, finalmente la asamblea decidió permitir su ordenación pero incluyendo una serie de limitaciones: la iglesia de Escocia mantendrá en su cuerpo doctrinal su preferencia por las relaciones heterosexuales para sus ministros y las congregaciones tradicionalistas podrán rechazar su admisión.

Quedaba, sin embargo, el proceso de refrendo por parte de los presbiterios locales, que por fin ha llegado a su fin y del que ya se conocen los resultados. Más de dos tercios de los presbiterios (32 de 45), se han pronunciado a favor. Entre ellos los dos más importantes, Glasgow y Edimburgo. Si se contabiliza el resultado por miembros de los presbiterios, 1.391 han votado a favor (el 54,6 %) y 1.153 en contra (el 45,4 %). Queda ya solo pendiente la aprobación final por parte de la asamblea general, que debe reunirse en Edimburgo este próximo mes de mayo, en la que dados los antecedentes no se esperan sorpresas.

Un proceso parecido, en definitiva, al que ya en su momento vivió otra importante iglesia presbiteriana, la de Estados Unidos (con más de dos millones de fieles, una de las confesiones cristianas más importantes de ese país) que en mayo de 2011 daba el visto bueno a la ordenación de pastores homosexuales que mantengan relaciones de pareja después de haber sido aprobada por su asamblea general y recibir después el apoyo de la mayoría de los presbiterios.

Dos Manzanas

jueves, 8 de enero de 2015

Teología de la liberación: ayer maldita y perseguida, hoy bendita y elogiada

No me interesaría la Teología de la Liberación si no fuera por tres razones: primera, porque hubo muchísima gente que, sin informarse, desconfiaron de  ella y la condenaron  siguiendo el dictamen de la jerarquía eclesiástica;  segunda, porque esa gente no llegó a conocer la novedad de la Teología de la Liberación y lo que supuso  de represión y sufrimiento  para muchos teólogos; y tercera, porque sin ella se privó  a la Iglesia de un nuevo modo de anunciar el Evangelio, que le hizo perder credibilidad y la distanció aún más del mundo moderno.

Nunca en la historia de la Iglesia se suscitó  tanta preocupación sobre un tema que, a primera vista, parecía  irrelevante. Algo inesperado saltó a la sociedad con la Teología de la Liberación, pues puso en alarma a los centros más sensibles del Poder civil y religioso. Estamos en los años  posteriores al concilio Vaticano II y al primer Encuentro del Episcopado Latinoamericano en Medellín año 1968, y ya pudimos leer: “Si la Iglesia latinoamericana  cumple los acuerdos de Medellín , los intereses de Estados Unidos están en peligro en América latina” (Rockefeller). “La política exterior de Estados Unidos debe comenzar a enfrentar (y no simplemente a reaccionar con posterioridad) la Teología de la Liberación tal como es utilizada en América latina  por el clero de la Teología de la Liberación” (Documento de Santa Fe, siendo presidente Reagan).

Vieja novedad de la Teología de la Liberación: recuperar a Jesús


La Teología de la Liberación traía a primer plano la vida de Jesús de Nazaret, con todo el escenario sociocultural y político de su tiempo. Era imposible comprender al Jesús de la fe, al Jesús resucitado, si se lo desposeía de su condición humana histórica. La suerte de Jesús, su calvario y crucifixión, no habían sido efecto del azar, del fatalismo o de la voluntad divina, sino del hecho de haber vivido una opción radical por la verdad, por  la justicia y por la liberación de los oprimidos. Su proyecto, –el anuncio del reino de Dios–, era incompatible con el proyecto imperial romano y con  el  proyecto religioso de Jerusalén. Y por ello ambos –imperio y sinagoga- se unirían para eliminar a Jesús y su proyecto.

La Teología de la Liberación no buscaba sino aplicar a nuestro tiempo lo que Jesús hizo en el suyo: denunciar la opresión que, en nombre del emperador y de Dios, se sigue ejerciendo sobre las personas y los pueblos. Era, así, la Teología de la Liberación una teología nueva, que reivindicaba la dignidad y derechos de toda persona, sacudía la alianza de la religión con el poder dominante, devolvía dignidad y esperanza a los despreciados y excluidos, soliviantaba a quienes veían en ella una amenaza para su seguridad e intereses y todo ello porque bebía de la fuente del Evangelio.

Sonaron falsas las alarmas, pero fue calumniada y perseguida


Comenzando por el teólogo peruano Gustavo Gutiérrez (iniciador y llamado “padre” de la teología de la liberación) han sido luego centenares los teólogos que la cultivaron y defendieron, miles  los libros y artículos que sobre ella se han escrito, miles las iniciativas y actividades  pastorales que en ella se han inspirado, miles las comunidades de base que en ella se han fraguado y miles y aun millones los cristianos (políticos, sindicalistas, maestros, catequistas, sacerdotes, religiosos y religiosas, etc.) que la generaron y recibieron de ella luz y fuerza para su caminar comprometido.

Pero surgieron pronto las alarmas que la  señalaban como heterodoxa y reclamaban para ella controles y sanciones. Había  grupos eclesiales donde mencionar la Teología de la Liberación era tabú. Aún recuerdo el comentario que un amigo hacía de otra persona al enterarse que un teólogo iba a hablar de este tema,  – Es la peste, dijo.  Y ayudé a una joven que, interesada por el tema, escuchó de su directora estas palabras: – ¡Pero si los teólogos de la liberación son como los masones dentro de la Iglesia!

Y los prejuicios y la hostilidad se hicieron irreversibles después que el mismo cardenal Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe, expresara que los grandes males de la Iglesia actual se deben sobre todo al pos concilio, pero también al Concilio mismo. Y, refiriéndose a la Teología de la liberación, sentenció  ver en ella “un error sobre un núcleo de verdad”, elaborada por teólogos que “han hecho  propia la opción  fundamental marxista” y que “se ha dejado sugestionar por el punto de vista inmanentista, meramente terrenal, de los programas  de liberación secularizados”.

Ratzinger fue recibiendo contestación adecuada a sus infundadas  afirmaciones. Cito por lúcida y contundente la dada por el obispo Pedro Casaldáliga: “Siempre lo hemos dicho, la Teología de la Liberación es teología y es de liberación no porque optó por Marx sino por el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, por su Reino y sus pobres. Nuestro Dios quiere la liberación de toda esclavitud. La situación de los 2/3  de la humanidad es contraria a la voluntad de Dios y la Teología de la Liberación asume el compromiso de transformar esa situación. Sólo a los enemigos del pueblo irrita la Teología de la Liberación. Y por eso la han calumniado y la han  perseguido”.

Se entenderá fácilmente que, a partir de esta posición oficial, fueran creciendo las falsedades sobre la Teología de la Liberación y  sus teólogos:

– Los teólogos de la liberación hacen suya la filosofía marxista.

– Reducen el Cristo del Evangelio  al Cristo de la “sola liberación temporal”.

– La Buena Noticia del Evangelio es sólo para los pobres, pero entendidos  “como una opción de clase” y según criterios puramente políticos e ideológicos y con sentimientos de odio y lucha  entre hermanos.

– Presentan una  “iglesia popular” en contra de “una iglesia burguesa” reintroduciendo de esta manera los conflictos de clase en el interior  mismo de la Iglesia.

– Se someten a  ideologías extrañas y olvida la “doctrina social de la Iglesia” por  considerarla inviable.

Estas calumnias, que no se encuentran en ningún teólogo de la liberación, fueron difundidas desde muchas plataformas de la Iglesia oficial.

La novedad de la teología de Liberación

Es ahora cuando, después de lo mucho que se la difamó, considero esencial señalar lo más básico de la Teología de la Liberación.

- La Teología de la Liberación surge de las necesidades de un mundo mayoritariamente pobre y oprimido y al que quiere liberar desde la fe. Incluye negativamente una liberación del pecado, de la esclavitud y de la muerte y positivamente una liberación centrada en el Reino de Dios, en la creación de un hombre nuevo y en la consumación de la historia. Liberar es la finalidad última de la teología de la Liberación, con lo que deslegitima el  ataque que la Ilustración siempre lanzó contra la teología de ser esclavizadora de la subjetividad y libertad humanas y legitimadora de la opresión histórica. La Teología de la Liberación se mueve sobre la necesidad absoluta de liberar a la realidad oprimida, a los pueblos que mueren lentamente o son crucificados, a las personas y pueblos que  son oprimidos. Y tiene como destinatario a esa gran mayoría en cuanto no-hombres y en cuanto no-pueblos.

– La Teología de la Liberación hace hincapié en la liberación del otro y de lo otro, a diferencia de la teología europea que se centra en el propio sujeto creyente; habla del Reino de Dios como referente y medida de la transformación que hay que realizar en este mundo y afirma además que tal Reino es para implantarlo ya en este mundo y lograr así que la vida de los pobres llegue a ser realidad.

– La Teología de la Liberación tiene como fuente de conocimiento la revelación de Dios en la  Escritura, la Tradición eclesial y el Magisterio de la Iglesia. Pero, también y  previo a la revelación de Dios en los textos, existe la real revelación de Dios en la historia, del pasado y del presente. Dios sigue manifestándose en los llamados signos de los tiempos: “La miseria colectiva que clama al cielo y el anhelo de liberación de todas la esclavitudes”,  fue sancionado por el Episcopado Latinoamericano (Medellín 1968) como uno de esos signos.

– En esta línea, la revelación de Dios se halla sobre todo en la respuesta que los fieles, con su praxis , dan a esa revelación a través del seguimiento de Jesús, de la misericordia, la defensa de la vida, etc. Hacer todo esto, “Significa asumir dentro del conocimiento la dialéctica del mismo Dios  en cuanto encarnado en la historia, privilegiadamente en Jesucristo; significa que Dios no es puramente alteridad trascendente con respeto a la historia sino que se da él mismo a la historia” (J. Sobrino).

• La Teología de la Liberación no se contenta con que la inteligencia se reduzca a la captación del sentido del ser:  “La inteligencia en este quehacer teológico tienen una triple dimensión: el hacerse cargo de la realidad, el cargar con la realidad y el encargarse de la realidad” (Ignacio Ellacuría).

Conocer es estar en la verdad de las cosas y para estar en la verdad de las cosas hay que encarnarse en la verdad de la realidad, dejar que hable y dejarse afectar por ella, lo cual lleva a utilizar los conocimientos necesarios: científicos, filosóficos, ético-sociales, etc.

Pero,  y además, encarnarse en la realidad es encarnarse en el  mundo de los pobres, lo que exige ser parcial. Y si  es cierto que ningún lugar parcial es la totalidad,  cada vez se demuestra con mayor claridad que desde los pobres, desde el Tercer Mundo, se conoce mejor la totalidad que desde su contrario: “Desde el Tercer Mundo se conoce la verdad de éste y se descubre mejor la verdad del primero; lo cual no acaece a la inversa” (J. Sobrino). Convéncete, me decía Casáldaliga en una entrevista: “Sólo en la medida  en que el Primer Mundo deje de ser Primer Mundo podrá ayudar al Tercer Mundo. Para mí esto es dogma de fe. Si el Primer Mundo no se suicida como Primer Mundo, no puede existir “humanamente” el Tercer Mundo. Mientras haya un Primer Mundo habrá privilegio, exclusión, dominación, lujo y marginación. Si vosotros en el Primer Mundo no resolvéis ser un Mundo humano, nosotros no podemos serlo”.

– La Teología de la Liberación confiere un determinado talante a quienes se guían por ella y no debiera faltar en ningún otro tipo de teología. Este tipo de teología está siempre dispuesta a verificar si se hace con fidelidad a lo revelado por Dios y si produce en el pueblo de Dios lucidez y ánimo para la construcción de su Reino. Si una teología produce desinterés por el Evangelio y se hace incomprensible a las mayorías debe cambiar. Nunca un método del quehacer teológico puede absolutizarse, sino que debe estar abierto al cambio.

La Teología de la Liberación debe ser servicio para la liberación histórica y transcendente, y esto le hace convertirse en práctica de amor, como debe serlo todo quehacer cristiano. La teología debe ser compasiva y desde la compasión descubrir las causas que a tantos empobrecen y los hace sufrir, y buscar creativamente soluciones, por lo que, introducida en los conflictos de la historia, se enfrentará a las falsas divinidades y difícilmente podrá escapar a la persecución de los poderes de este mundo.

Esta teología debe hacerse dentro del pueblo de Dios, en relación y solidaridad con todos sus estamentos, de él recibirá ayuda y con él, y en medio de él, podrá  responder a los problemas reales. Si la Iglesia es Pueblo de Dios y es una Iglesia de los pobres debe ejercer su responsabilidad en medio de ella.

La teología de la Liberación, poseída por el espíritu de las Bienaventuranzas, será profundamente espiritual, misericordiosa, limpia de corazón, creativa, motivadora de oración, de confianza y disponibilidad, hasta adentrarse en el misterio de Dios.

Y, finalmente, junto al rigor de su método, avanza con esos ojos nuevos, que recibe del compartir con los pobres. Sólo así puede tocar lo más sagrado que es experimentar a Dios, su Reino y a Jesús como buenos, buenos para el hombre y la historia, buenos porque humanizan  y salvan, buenos sobre todo para los pobres y su liberación.

La Teología de la Liberación de la Periferia, contra la Teología del Centro.


Se había establecido un Orden socioeconómico y político mundial de acuerdo a las leyes del más fuerte, consagrado éticamente y bendecido  por la voluntad de Dios. De esa manera, ese Orden quedaba consolidado en países tradicionalmente cristianos y obtenía legitimidad de la teología oficial. Cualquier intento de cambio era considerado sacrílego.

Externamente los centros financieros y políticos no dudaban en apropiarse de esta Teología que en nada los cuestionaba, fomentaba la resignación y mostraba  las desigualdades sociales y los males como pruebas mandadas por Dios para santificarse y acumular méritos para el cielo. Una teología ésta, indiferente, que enaltecía la gloria de  Dios y, a la par, justificaba la conculcación de los derechos humanos y en especial de los más pobres.

En 1984, 32 teólogos de la revista europea Concilium, escribieron: “La Teología de la Liberación busca afrontar el problema de los oprimidos a la luz de la fe y promover su liberación integral. Sabemos que existen grupos integristas o neoconservadores que al rechazar un cambio social y pregonar una religión que pretende ser apolítica, luchan contra los movimientos de liberación y defienden una línea que es, de hecho, una ofensa contra los pobres y oprimidos. Un signo de fecundidad del Evangelio es hoy el hecho de que  el mensaje cristiano sea vivido en contextos diferentes y de diversas maneras. Nuestra revista Concilium se manifiesta solidaria con los teólogos de la liberación no sólo en cuanto a su pensamiento teológico sino en cuanto a sus compromisos concretos. Creemos que en los movimientos y teólogos de la liberación se decide de alguna manera el futuro de la Iglesia, la llegada del Reino de Dios y el juicio de Dios sobre el mundo”.

En el mismo año 1984, 40 teólogos españoles de la Asociación Juan XXIII escribían: “Compartimos con los teólogos de la liberación la tarea de elaborar en la “óptica del pobre” una reflexión cristiana rigurosa, una espiritualidad del seguimiento de Jesús , una Iglesia comunitaria y una acción pastoral solidaria con los desheredados de la tierra en el interior de un pluralismo de opciones que no rompe con la comunión eclesial”.

Por supuesto, de estos movimientos de liberación y de sus comunidades de base surgía un nuevo impulso de reforma y una nueva teología que ponía en cuestión el quehacer teológico tradicional. “La teología que se forma dentro de este impulso y que los sustenta no se presenta en contra de la autoridad de la Iglesia, sino bajo la autoridad del Espíritu… En el seguimiento al Hijo del Hombre, aquellos que han vivido hasta ahora  “como si fueran hijos de nadie” se convierten en sujetos en el resplandor de Dios” (Johann Baptist Metz).

El ensimismamiento de la Iglesia en sí misma, acompañado de una teología indiferente ante el dolor y esclavitud de mayorías, desarrollaba continuas y pomposas ceremonias religiosas, orientadas a asegurar el negocio de la propia salvación; enarbolaba preceptos, doctrinas, leyes y dogmas que se habían de saber de memoria; promovía rezos y misas interminables, pero todo a la postre quedaba como obras piadosas, sin plantear para nada lo que la vida de Jesús pedía denunciar y hacer en cada lugar y momento de la sociedad.

Esperamos que cuantos por ignorancia u otras causas abominaron de la teología de la liberación, se abran a ella y se dejen convertir como lo hizo el actual Prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe, Gerhard Müller: “La teología de la liberación está unida para mí al rostro de Gustavo Gutiérrez, a su enseñanza y al encuentro vivo con los pobres; con él experimenté un giro decisivo en mi enfoque teológico. El nos enseñó que aquí se trata de teología y no de política, de un programa práctico y teórico que pretende comprender el mundo, la historia y la sociedad y transformarlos a la luz de la propia revelación sobrenatural de Dios como salvador y liberador del Hombre. La teología de Gustavo Gutiérrez, independiente del ángulo desde el que se mire, es ortodoxa porque es ortopráctica y nos enseña el adecuado actuar cristiano porque procede de la verdadera fe”.

Por Benjamín Forcano en Cuarto Poder