jueves, 5 de marzo de 2015

Las mujeres en la Reforma protestante del siglo XVI

¡¡ Feliz día de la mujer !!

I. Antecedentes históricos
Es necesario mantener la memoria histórica en nuestro pueblo y esa memoria debe ser lo más completa posible ¿Qué ha pasado con la memoria de las mujeres en el movimiento de la Reforma protestante del siglo XVI? ¿Participaron las mujeres en el movimiento de la Reforma? ¿Existen remembranzas escritas acerca de ellas? ¿Por qué no han llegado hasta nostras el día de hoy? ¿Qué fue lo que pasó? Durante toda la historia de la humanidad, la participación de las mujeres ha sido invisible y olvidada y en los mejores casos interpretada por varones. Las mujeres protestantes tenemos historia, hubo mujeres que contribuyeron a la Reforma Protestante, el objetivo de este trabajo es recuperar parte de ésta.

A lo largo de la historia, la condición de las mujeres ha sido de sumisión y opresión. El siglo XVI no fue la excepción, continúa la historia de sumisión a valores y normas masculinas. Sin embargo, hubo varios brotes que pudieron provocar cambios en esta situación. Estos fueron pocos, pero significativos para la época: concientización con respecto a la idea que tenían de sí mismas, la revalorización de la mujer casada, mayor libertad para las mujeres cultas, como el caso de grandes escritoras, reformadoras religiosas y reinas.

No fue así desde el principio, se había olvidado que en el primer cristianismo no existía ni varón ni mujer, ambos eran iguales en Cristo. Las mujeres cristianas de los primeros siglos realizaban ministerios al igual que cualquier hombre, predicaban, impartían los sacramentos del Bautismo y Santa Cena, enseñaban, etcétera. Eran llamadas con el nombre específico de su ministerio: apóstolas, diaconisas, maestras, evangelistas. Pero este lugar que Jesús dio a las mujeres poco a poco se fue olvidando y mientras la iglesia se construía jerárquicamente masculina, la situación de la mujer regreso a ser de sumisión.

En el siglo XVI el protagonismo de la mujer aunque fue escaso, también fue significativo, existieron mujeres que se impusieron por encima de las costumbres de su tiempo y desempeñaron un papel muy importante en la escena política o religiosa de su tiempo. A favor de la Reforma se proclaman jóvenes y adultas mayores, burguesas y campesinas.

No sólo fueron hombres quienes llevaron a cabo la Reforma Protestante. Se tiende siempre a mencionar a los hombres en la elaboración de la Historia, por mucho tiempo se negó que Jesucristo hubiera llamado a mujeres y se decía él solo tuvo 12 apóstoles, ninguna apóstola. Así también hemos escuchado por años los nombres de Jan Hus, Lutero, Melanchton, Calvino, Farel, Zwinglio, etcétera, como padres de la Reforma protestante dejando de lado a las madres de la misma, olvidando, negando y silenciando sus nombres y su obra.

II. Mujeres en la Reforma protestante
Un considerable número de mujeres estuvieron implicadas en la Reforma Protestante, en diferentes ámbitos, a diferentes niveles y en varios países como Alemania, Italia, Francia, Inglaterra y España. Algunas fueron las que tenían cierta actividad política, reinas como Margarita de Navarra, Juana de Albret, etcétera. Quienes patrocinaron, influyeron en su corte y hombres cercanos a ellas, promulgaron leyes o escribieron para promover la Reforma. Así también, no sólo las de familias nobles participaron en este movimiento de cambio eclesiástico, mujeres del pueblo lucharon a favor de su fe.

Normalmente cuando consultamos la biografía de una mujer de esta época encontramos que se le relaciona invariablemente con los hombres con los cuáles estableció un parentesco directo, como si fueran la posesión de, girando su vida entorno al hombre que fue su padre, al que se casó con ellas o al que procrearon, entonces se dice: “hija de…”, “esposa de…”, “madre de…”. He omitido estos datos a fin de resaltar el valor de estas mujeres y su importancia por ellas mismas, por sus logros, como sujetos de la historia y no como objetos de posesión relacionadas con…, o dependientes de…, salvo en algunos casos en los que el esposo fue determinante en la vida de ellas. Me he permitido nombrar a continuación las más representativas, aunque existieron muchas más.

Marie Dentière (Bélgica, 1495-1561). Hace ya casi siete años, el 3 de noviembre de 2002 se añadieron más nombres al Monumento Internacional de la Reforma en Ginebra, entre ellos el de Marie Dentière, quien habiendo sido monja agustina, abandonó el monacato y se adhirió a la Reforma gracias a una predicación de Martín Lutero. Para lograr salir y escapar del convento de Tournai tomó 500 ducados del tesoro de la abadía. Fue perseguida como muchos otros protestantes y se refugió en la ciudad de Estrasburgo.

Marie creía importante reformar las doctrinas religiosas de su época, pero también fue una gran feminista al proponer que se ampliara el papel de las mujeres en la religión. Ella decía que hombres y mujeres estamos igualmente calificados para interpretar las Sagradas Escrituras y los aspectos de la fe. Para cualquiera de sus debates teológicos o predicaciones usaba directamente el texto bíblico, siempre interpretando pasajes donde las protagonistas eran mujeres, defendiendo el ministerio femenino y volviendo sus argumentos en contra de sus detractores normalmente reformadores en contra del ministerio de la mujer:

¿Qué predicadores han hecho más que la mujer Samaritana que no se avergonzó de predicar a Jesús y su palabra, confesándole abiertamente a todo el mundo, tan pronto como oyó de Jesús que uno debe adorar a Dios en Espíritu y en verdad? O ¿Hay otra como María Magdalena, de quién Jesús sacó 7 demonios, capaz de presumir de haber tenido la primera revelación del gran misterio de la resurrección de Jesús? Y ¿Por qué no la otra mujer, a quién, en lugar de a hombre su resurrección fue anunciada por su ángel, recibiendo el mandamiento de hablar, predicar y declararla a los demás?

Marie Dentière fue una teóloga reformadora. Desempeñó un papel activo en la religión y política de Ginebra, participo activamente en el cierre de conventos y era predicadora a la par de Calvino y Farel. Redactó una serie de escritos muy revolucionarios para su tiempo, los cuáles son considerados hoy día como una defensa de la perspectiva femenina.

Fue considerada por Calvino y algunos otros reformadores como una mujer que ejercía mala influencia sobre su marido con una personalidad radical. Aun hoy son habituales este tipo de concepciones respecto a las mujeres que desean acceder al ministerio femenino.

Marie no sólo sufrió persecución e incomprensión por parte de la Iglesia Católica, también de parte de la iglesia protestante. Muchos de sus escritos y cartas fueron prohibidos, y destruidos como La Epistre, carta suya escrita a Margarita de Navarra hermana del Rey de Francia donde alentaba fuertemente a la expulsión del clero católico en Francia y criticaba la estupidez de los protestantes por obligar a Calvino y Farel a abandonar Ginebra. Aun dentro del círculo femenino, Dentière no gozó de popularidad. En la Epistre tresutile también se refiere al escaso papel que las mujeres desempeñaron para realizar la Reforma, dice: ¿Tenemos dos evangelios: uno para hombres y otro para mujeres? Tampoco los calumniadores y enemigos de la verdad tienen el derecho de acusarnos de excesiva arrogancia, ni puede un verdadero creyente decir que las mujeres están traspasando sus derechos cuando hablamos a otra acerca de la sagrada escritura”.

El pensamiento feminista de Dentière puede notarse en una de las cartas dirigidas a Margarita de Navarra, exponiendo sus argumentos sobre el ministerio femenino: “no debemos no más que los hombres, cubrir y enterrar con tierra lo que Dios nos ha dado y revelado a nosotras las mujeres”. Marie no compartía la idea de su época y de los reformadores como Calvino, de ser una buena esposa sumisa y abnegada, buena ama de casa, receptora y pasiva de la doctrina, mencionaba: “Pareciera que la “alianza” que colocamos en nuestra mano el día del matrimonio fuera como el anillo de Giges, que tenía la propiedad de hacerla invisible; pero en nuestro caso no para protegernos de nuestros enemigos sino para arrebatarnos el derecho al tiempo y al espacio, para impedirnos el acceso al ágora”.

Llegó a ser una participante activa de la Reforma Protestante, predicaba en oposición al celibato y a favor del papel activo de las mujeres en la nueva iglesia. Ella fue un agente dinámico en la reforma. Su esposo Froment tampoco estaba de acuerdo con ver a la mujer desde esta perspectiva, fue él quien le ayudó a publicar su obra la Epistre con el impresor ginebrino Jean Girard. Marie esperaba el mismo apoyo de parte de Calvino del cual no lo recibió jamás, sino todo lo contrario.

Una de las controversias entre Marie Dentière y Calvino fue acerca de su dura crítica contra las vestiduras grandes y pomposas de los ministros, pues veía sus ropajes como exagerados y prefería algo menos ostentoso. Calvino fue muy duro y despectivo ante los reclamos de Marie Dentière y sus esfuerzos para que la voz de las mujeres fuera escuchada. Los propios reformadores en Ginebra prohibieron la publicación de todo texto escrito por una mujer durante el siglo XVI, así la reformadora más importante de su época tuvo que refugiarse en los pseudónimos para que sus escritos llegaran hasta nosotros.

Muchos de sus escritos se le atribuyeron a su esposo quien gozaba de fama de buen predicador, algunos editores se han dado cuenta de la gran diferencia que existía entre los textos de Marie y los de su esposo. “Tanto uno es vivo y lleno de astucias retóricas- se refiere a Marie- como el segundo es pesado… las frases de Marie son sueltas y bien construidas, a menudo entre cortada y lacónica. Ella aprieta el paso y Fromet se arrastra”. Con habilidad manejaba sus argumentos teológicos, su orientación teológica estaba más influida por Farel y Zwinglio que por Lutero. Considerada por muchos una de las primeras teólogas laicas feministas, defendió con gran convicción las ideas de la Reforma y el papel de las mujeres en la Iglesia.

El incorporar el nombre de Marie Dentière al muro de la Reforma Protestante en Ginebra y retomar la historia para mostrar al mundo a esta teóloga y a otras más es un paso muy importante en el reconocimiento y la valoración de las mujeres en la Reforma Protestante.

Argula von Grumbach (1492-1553). Fue la primera mujer que se atrevió a hacer una defensa de Lutero, ante el desconcierto de los inquisidores. En 1523 escribió al cuerpo académico de la Universidad de Ingoldsadt para defender a Alsacius Seehofer, joven de 18 años arrestado por ser luterano. Se atrevía a desafiar a sus autoridades eclesiásticas y civiles como el Duque de Bavaria al cual le mandó decir en una carta que ella no era ni débil ni estúpida. Incitaba a la gente a leer libros en contra de la religión católica. De ella decía Lutero: “Me regocijo de ver como una hija del pecado de Adán se ha convertido en una buena hija de Dios”. Escribió varios libros entre ellos una sátira dirigida a un teólogo católico llamado Schatzgeyer. Fue todo un símbolo de confusión, perplejidad e inquietud femenina. De ella escribe Joana Ortega:

Argula afirmaba que los inquisidores habían sustituido a Cristo por Aristóteles, además de manifestar su desacuerdo con San Pablo por imponer sobre las mujeres el silencio en la iglesia. Esta mujer se convirtió en un símbolo de la “confusión, perplejidad e inquietud” femenina que se suscitó en toda Europa a través de los textos de Lutero. Los procesos femeninos de la Inquisición revelan que esta inquietud ya era importante, debido a las lecturas de Erasmo y de Savonarola.

Catarina Von Bora. Nació el 29 de enero de 1499, fue consagrada monja del convento Cisterciense de Marienthron donde realizó votos de pobreza, obediencia y castidad. En 1523, cuando tenía 24 años se fuga del convento junto con otras monjas en barriles de basura. Ella misma fue la que sugirió casarse con Martín Lutero. Administró los recursos y el dinero del monasterio de los agustinos que les cedió el príncipe Juan. No fue una teóloga como Marie Dentière, la importancia de su persona radica en formar parte de la primera generación de mujeres casadas con pastores protestantes y junto con ellos lucharon por la fe. Dio abrigo a monjes y monjas que habían abjurado de su fe y no tuvo miedo de los riesgos que esto y ser esposa de Lutero significaba.

Úrsula Münstenberg. Nació entre 1491-1495 y murió en 1534. Era una monja en el Convento de la orden de María Magdalena de la penitencia en Freiberg Sajonia. Encabezó el movimiento para infiltrar la doctrina luterana en su convento para tal efecto metía libros de Lutero de contrabando. Huyó del convento en 1529. Rechazó la vida de enclaustramiento de las monjas gracias al texto “Id por todo el mundo y predicad el evangelio”.

Elisabeth Cruciger (1500-1535). Su boda fue la primera de acuerdo con los principios protestantes. Participó en discusiones teológicas con Lutero y Melanchton quien la consideraba una mujer inteligente. Escribió un himno, “El hijo único del cielo”, lo cual causó controversia pues las mujeres no escribían himnos en ese tiempo y normalmente se le atribuye por error a Andrew Knoepken.

Elisabeth Von Brandenburg (1485-1555). En 1517 recibió por primera vez la eucaristía de manos de un ministro luterano lo cual enfadó grandemente a su marido Joachim I quien la quería encarcelar a cadena perpetua. Elisabeth huyó defendiendo la postura de que una mujer debe decidir por sí misma su propia religión. Sufrió pobreza y soledad. Influyó en la Reforma protestante de Dinamarca.

Elisabeth de Brunswick (1510-1558). Se convirtió al protestantismo después de escuchar un sermón del pastor luterano Antonio Covinus. A la muerte de su esposo fue nombrada regente y promulgo como religión oficial de su ducado el luteranismo defendiéndolo en la dieta de Augsburgo.

Catherine Zell (1497-1562). Fue de las pocas mujeres que en la Reforma Protestante desarrollaron un papel fuera de lo común. Predicaba junto a su esposo. Escondió a refugiados y escribió algunos ensayos e himnos. Después de la muerte de sus dos hijos se dedicó a predicar y apoyar la fe anabaptista. Escribía de sí misma: “Siempre, desde que tenía diez años de edad, he sido estudiosa y una especie de madre de la iglesia, muy dada a asistir a los sermones. He gustado y frecuentado la compañía de hombres de saber, y he conversado mucho con ellos del Reino de Dios”.

Margarita de Navarra (1555-1572). Interlocutora directa de Calvino. Tradujo al francés la Meditación sobre el Padre Nuestro de Lutero. Autora de varios poemas, entre ellos Prisiones. Su hija Juana de Albert había visto a su padre golpearla por rezar oraciones protestantes. Durante el reinado de Margarita de Navarra, Francia se convirtió en refugio y vivero de la Reforma. Escribió y publicó poemas, tenía un carácter abierto, mucha cultura e hizo de su corte un centro del humanismo.

Tuvo fuertes desavenencias con Calvino debido a que albergó a Poque y Quentin, a quienes Calvino llamaba Libertinos Espirituales. Ellos creían que el ser humano podría ser divinizado y ella lo creía también. Creían que un ser humano deificado no puede pecar, porque Dios no puede pecar. Tal era la indignación de Calvino que se dirigió a Margarita con estas palabras: “Como un perro debe ladrar para defender a su maestro, de igual forma debería denunciar a estos seductores del honor de Dios”.

Juana de Albret (1528-1572). Hija y sucesora al trono de Margarita de Navarra, siguió en los pasos de su madre y bajo sus auspicios se llevó a cabo la traducción del Nuevo Testamento a la Linguæ Navarrorum, rompió totalmente con el catolicismo. Al igual que su madre escribía uno de sus poemas, “Jesús es mi esperanza”. Fue excomulgada por el papa. Declaró su reino oficialmente protestante aun cuando permitió que continuara el catolicismo. Para ella, la Reforma era oportuna y necesaria, tanto que pensaba que sería una cobardía y deslealtad a Dios dejar que el pueblo permaneciera en un estado de suspenso e indecisión.

El matrimonio de Juana de Albret, con Antonio de Borbón reunió varios territorios bajo su control. Dada la identificación de Juana de Albret y Antonio de Borbón con la Reforma, esos territorios se convirtieron en zonas de refugio para numerosos protestantes.

Renata de Ferrara (1510-1575). Conservó su fe protestante después de casarse con un duque católico y trasladarse a su corte en el norte de Italia. Tuvo problemas religiosos ya que albergó a Calvino durante un mes, protegió a los herejes protestantes y se negó a asistir a misa. Fue confinada a su palacio por su esposo por presiones de la inquisición. Debido a los devastadores efectos de la inquisición la reforma protestante en España no tuvo un gran auge.

Muchos hombres y mujeres sufrieron persecución y hasta la muerte, como fue el caso de María de Cazalla, quien había logrado acceso a los libros de Erasmo y Lutero. Después de estas lecturas cuestionó la validez de los sacramentos católicos. Fue inspiración espiritual de amas de casa y profesores de la Universidad de Alcalá a quienes ofrecía consejería pastoral y estudios bíblicos. Fue detenida por la Inquisición y torturada en 1534. Muchas mujeres más en España y toda Europa fueron encarceladas, torturadas y quemadas en la hoguera por luchar a favor de la Reforma protestante.

No fueron muchas reformadoras, pero cada una desde su lugar pudo de una manera u otra influir para que se diese el movimiento de la Reforma. Es justo y necesario reconocer y nombrar no solo a los hombres que hicieron posible la Reforma Protestante, este movimiento no solo tiene padres, también tiene madres. La historia de la Reforma Protestante también tiene rostro y nombre de mujer.

Estos son algunos de los nombres de mujeres que se comprometieron y lucharon a favor de los cambios urgentes que necesitaba la iglesia en el siglo XVI. La Reforma protestante no ayudó en la práctica a reivindicar el papel de sumisión que tenía la mujer, limitándola al marco doméstico sin poder acceder al marco eclesiástico en el reconocimiento de sus ministerios o la ordenación a los mismos. Pero sentó las bases de doctrinas tales como el sacerdocio universal de los creyentes y la soberanía de Dios. Mismas que dejan de lado la tradición patriarcal opositora del reconocimiento y ordenación de la mujer.

Por Amparo Lerín Cruz en Caminos

martes, 3 de marzo de 2015

Campaña de recogida de alimentos ¨Dona un kilo de comida¨

La situación de la crisis en España ha venido a mas , hay muchas familias en paro de larga duracion, familias desesperadas y que ya han agotado todas las prestaciones posibles. Hay muchas gente pasandola muy mal y necesitando comida para llevar a sus casas.

ASP recibe cada semana muchas más solicitudes para ayudas alimentarias y en ocasiones no tenemos como darles respuestas a tantos reclamos.

Cada semana se reciben en nuestra institución un aproximado de entre 90 y 100 personas, que además de solicitar ayudas en ropa, mantas y calzado, nos insisten sobre todo, en ayudas de alimentos básicos para su subsistencia y la de su familia.

Es por eso que necesitamos con urgencia poner en marcha una campaña de recogida de alimentos.

Los alimentos recaudados por donativos se entregaran en bolsas iguales para cada beneficiario todos los jueves en el mismo horario de atención del ropero.

Si quieres colaborar puedes entregar tu donativo de alimento en la sede de Acción Social Protestante en:

Calle Noviciado 5 1º Dcha - 28015 Madrid. Estamos todos los miercoles de 10.00 a 13.00 h y los jueves todo el día. Ante cualquier duda contactanos al 915238589 en horario de oficina o por mail a: asprotestante@gmail.com

No tardes... hay muchos que lo necesitan.

sábado, 28 de febrero de 2015

Meditación Cuaresmal - Segundo Domingo

Durante muchos años creí que la Cuaresma era renunciar a ciertos alimentos o actividades durante cuarenta días. Mi punto de vista de la Cuaresma está cambiando. Se está convirtiendo en un tiempo de plantar semillas espirituales que empezarán a echar raíces y crecer. Mientras planto las semillas preveo el cumplimiento que viene durante la Pascua y Pentecostés. Estos cuarenta días están conectados a algo mucho más grande que una barra de chocolate pospuesta hasta la semana de Pascua. Mis anhelos más profundos son llegar hacia un propósito mayor y un cumplimiento duradero.

La historia de Sara y Abraham en Génesis 17:1-7,15-16 es una historia de cumplimiento. Sus semillas de pacto fiel abren el camino para un legado eterno. Dios cambio el nombre de Sarai a Sara y dijo: "le bendeciré, y se convertirá en Naciones; los gobernantes de los pueblos vendrán de ella" (Gén 17:16b, primera traducción igualitaria).

En el espíritu de Sara y Abraham, nuestra invitación cuaresmal es a abrirnos al cumplimiento dentro de nosotrxs mismxs y más allá de nosotrxs mismxs. La Cuaresma es un tiempo para la conexión de un pacto profundo con el Creador. Una manera de abordar esto es replantear la práctica espiritual de oración. En lugar de que sólo sea un deber en nuestra lista de Cuaresma, apreciarla como un movimiento a y con la oración. La historia de Jesús durante esta temporada describe las relaciones cada vez más profunda entre Jesús y sus seguidores. Es un movimiento a la vulnerabilidad compartida y un movimiento con la complejidad santa que colorea todas las relaciones que se atreven a ir más allá de la superficie.

La gente pregunta a Jesús y Jesús les pregunta. Jesús se involucra en relaciones que no son fáciles. Están marcadas por la tristeza, la decepción, el malentendido y la impaciencia. Sin embargo, sorpresa, la vulnerabilidad, la fidelidad y la misión compartida también emergen. Para aquellas personas que estén dispuestas a arriesgar, los giros, vueltas y paradas y arranques en última instancia conducen al cumplimiento de las relaciones y del propósito cumplido.

Transformación ocurre a través de las relaciones. La historia del ICM tiene muchas intersecciones con las historias de Sara, Abraham y Jesús. Desde nuestros inicios hemos tomado riesgos para plantar semillas en lugares que muchos considerarían infértiles. Compartimos el dolor y la decepción. El malentendido y la impaciencia, en ocasiones, han probado nuestras relaciones. Sin embargo nuestra vulnerabilidad, riesgo y persistencia también han sido una puerta a la alegría y a la celebración.

Este tiempo de Cuaresma es una oportunidad para que ICM continúe haciendo el trabajo que nos va a transformar mientras podamos transformar el mundo. Nuestra red global de relaciones, nuestra voluntad de innovar y nuestro deseo de fe auténtica son las bendiciones que nos conduce al cumplimiento más profundo.

Por el Rev. Dwayne Johnson, Obispo de ICM y Pastor de ICM Richmond (Virginia, USA)

miércoles, 25 de febrero de 2015

Iglesia Presbiteriana acepta el matrimonio igualitario

El máximo órgano normativo de la Iglesia Presbiteriana de Estados Unidos reconoció como cristiano el matrimonio entre personas del mismo sexo, después de votar por amplia mayoría para incluirlo en la constitución de su iglesia, y agregar un texto explicativo en el que se declara que el matrimonio puede ser la unión de "dos personas", no sólo de "un hombre y una mujer".

La enmienda aprobada el jueves por la Asamblea General Presbiteriana requiere el voto positivo de una mayoría de los 172 presbiterios regionales, que votarán por este cambio durante el año próximo.

Sin embargo, en un cambio de política que será efectivo a finales de semana, los delegados votaron a favor de que los ministros oficien bodas entre personas del mismo sexo en los estados donde estas uniones son legales y los líderes de la congregación local lo aprueben. Diecinueve estados y el Distrito de Columbia reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Las votaciones, durante un encuentro nacional en Detroit, supusieron una amplia victoria para los presbiterianos defensores de los derechos de los homosexuales.

La denominación de 2011 eliminó las barreras a la ordenación de clérigos con parejas del mismo sexo, pero a los ministros aún se les impedía la celebración de los matrimonios homosexuales y corrían el riesgo de sufrir sanciones de la iglesia si lo hacían.

Alex McNeill, director ejecutivo de More Light Presbyterians, un grupo de defensa gay, dijo que las decisiones del jueves eran "una respuesta a muchas oraciones".

El reverendo Krystin Granberg de la congregación presbiteriana de Nueva York, estado que reconoce el matrimonio gay, asegura que continuamente recibe peticiones de amigos y parroquianos para que celebre sus bodas.

"Quieren casarse en el seno de la iglesia que aman y quieren que yo les case" explicó Granberg durante el debate. "Y yo quiero un alivio pastoral". 

martes, 24 de febrero de 2015

Ecumenismo de Santa Teresa de Jesús

Teófanes Egido, OCD. La refundación de los carmelitas…

En primer lugar la llegaron las noticias de la situación de la Iglesia europea, de la Cristiandad rota. Y la llegaron, naturalmente, por la propaganda que el rey enviaba a los conventos pidiendo oraciones por el éxito de su política religiosa, que coincidía con los intereses dinásticos, especialmente en su compromiso contra Francia. De hecho, la imagen de los “luteranos” que se refleja en Santa Teresa es la misma que se transmitía en estos comunicados y que han estudiado los especialistas Otger Steggink y J. I. Tellechea. No eran “luteranos” sino calvinistas, hugonotes, aquellos a los que refería la Madre Teresa, pero entonces la forma de hablar identificaba a todos.

Conforme nos aproximamos al tercer milenio, yo creo que Dios quiere usar a María para suscitar la gracia de una profunda conversión en toda la cristiandad, no sólo en los protestantes y ortodoxos, sino también en los católicos. Esto encaja con el llamado del Santo Padre para que haya un auténtico ecumenismo que se fundamente sobre el "diálogo de conversión." Más que comités, esto requiere de santos; en vez de simples compromisos, la valentía de nuestras convicciones.

Dr. Scott Hahn. Desarrollo doctrinal y ecumenismo

Quizás nuestro mejor modelo sea la Madre Teresa, quien fuera universalmente amada como santa —por quien hoy en día se enlutan y echan de menos— todos los pueblos.

En mayor medida que ninguna otra mujer de nuestro siglo, ella dio el gran ejemplo de cómo la gracia y la devoción deben exponerse para el servicio mariano.

Martí Ballester. La Reforma de Sta. Teresa

«Ya que Dios tiene tantos enemigos y tan pocos amigos, que esos fueran buenos»... «Todas dedicadas a la oración por los que defienden a la Iglesia, y predicadores y letrados...».

Oración e inmolación por los sacerdotes, carisma específico de la carmelita. Un grupo de mujeres en marcha desde el monasterio de san José de Ávila, primera fundación de Teresa. Los luteranos de Francia la fuerzan a clamar al cielo. La herejía de Lutero se había extendido en Francia y, acaudillada por Calvino, más feroz y tenaz que Lutero, dio origen a los hugonotes, que se ensañaron con los católicos franceses, profanaron sus lugares de culto, desvalijaron sagrarios y persiguieron a los sacerdotes...

Historia del cristianismo en España. Edad Moderna

La Iglesia española de la Edad Moderna fue desde entonces un mecanismo disciplinado y al servicio de la monarquía y los estamentos privilegiados, poco accesible a las innovaciones de la Reforma luterana, que sólo alcanzó a círculos minoritarios (algunos, incluso con poca relación con el luteranismo, como los alumbrados), con lo que los conflictos religiosos de España no fueron comparables a los que desgarraron Francia, Inglaterra , Alemania o Hungría en esa misma época. España, garantizado el consenso interior en materia religiosa gracias al férreo control social, fue un firme bastión del catolicismo romano, que los reyes de la Casa de Austria reclamaban defender en sus guerras exteriores en Europa (frente a luteranos o anglicanos, aunque a veces llegaran a enfrentarse a la católica Francia o a los mismísimos Estados Pontificios), en el Mediterráneo (frente a los turcos) y en la colonización de América (justificada como evangelización, no sin reflexiones en contra, como la de Bartolomé de las Casas).

En cambio sí se produjeron fortísimos debates, como el que se dio en torno al erasmismo, vinculado a la resistencia a la modernización en las órdenes religiosas.2 Durante el siglo XVI se suscitó un movimiento reformista de carácter místico en el que se implicaron con no pocos enfrentamientos los carmelitas Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz; también en el contexto de la Contrarreforma fundó San Ignacio de Loyola la muy influyente Compañía de Jesús. La complaciente imagen de una España "más papista que el Papa", o "martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma",3 cuyas ciudades se disputaban la primacía en el fervor mariano (votos asuncionista y concepcionista), tuvo su caricatura en la Leyenda Negra que fijó el estereotipo del español como adusto, cruel, intolerante y supersticioso. La mayoritaria identificación de lo español con la versión más rancia del catolicismo, o la minoritaria resistencia a ello, empapó buena parte de la mentalidad y la literatura española: siglos más tarde, Valle Inclán plasmó en tres adjetivos el retrato de ese eterno y quijotesco hidalgo español, el Marqués de Bradomín como "feo, católico y sentimental".4 Con la caída del absolutismo y la abolición de la Inquisición en el siglo XIX se produce también la aparición de las primeras comunidades protestantes en España, que en principio son sólo toleradas con severas restricciones para la práctica de su culto.

Recopilado por Jesús Martinez en Carmelo Ecuménico Interreligioso

domingo, 22 de febrero de 2015

Meditación Cuaresmal - Primer Domingo

Tú eres mi Hijo amado, en ti tengo complacencia. (Marcos 1:9-15)

...ni habrá más diluvio para destruir la tierra. (Génesis 9:8-17)


Hace una semana los carnavales terminaron en los países de mayoría cristiana. El Carnaval es tiempo de extravagancia antes de la temporada austera de la Cuaresma. Durante carnaval los colores, la buena comida y el baile están fuera en las calles de muchas ciudades. Este año uno de los carnavales más famosos del mundo, Río de Janeiro, se vio ensombrecido por el asesinato de Claudia da Silva, de 25 años, una joven transgénero conocida Piu. Piu, era miembro de la famosa escuela de samba Beija-Flor (colibrí en portugués) fue asesinada en un país en donde cada 28 horas una persona gay, trans o bisexual es asesinada. La tortura y el asesinato de Piu fue publicada en los medios sociales. La muerte ocurrió cerca de una favela, Morro da Mina, controlada por señores de la droga. La mascarada, los colores y la danza no pueden ocultar la cruda realidad de la pobreza, las drogas y la violencia en Río de Janeiro.

Estamos viviendo en un mundo complicado donde la violencia, la desigualdad, el prejuicio y el odio están aumentando de manera escandalosa. Frente a esa realidad, nos preguntamos: ¿dónde está la esperanza?

El evangelio de Marcos fue escrito en una época de convulsión política y de inestabilidad social. La destrucción del templo de Jerusalén y la derrota de los movimientos de liberación de Israel por parte de estructura militar imperial de Roma, creó una gran crisis y todos se preguntan dónde estaba la esperanza. Al mismo tiempo, Jesús vivió en medio de la agitación social que produjo varios movimientos mesiánicos que pretendían dar respuesta a la falta de esperanza de sus tiempos. El tono apocalíptico de Marcos es un recordatorio de que la desesperanza terminará: "El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios está cerca". Pero ¿dónde está ese reino? Probablemente Jesús sabía que se trataba de una pregunta difícil de responder, y tal vez por eso, antes de que comenzara su ministerio, se enfrentó al mal dentro de él en la soledad del desierto. La llamada de Jesús era para ayudar a la gente a descubrir el rostro de Dios en medio de la pobreza y la violencia y así desenmascarar las respuestas fáciles de las estructuras religiosas y políticas. Es muy interesante que en uno de sus primeros milagros de sanidad, un hombre con un espíritu inmundo en la sinagoga, Jesús no destruyó al espíritu, sino más bien lo silenció y le ordenó que saliera del hombre.

En el relato del Génesis descubrimos una historia asombrosa de Dios, en donde hace el siguiente compromiso: "ni habrá más diluvio para destruir la tierra." Esto no es una promesa de un planeta protegido del mal, sino ... tal vez es una promesa divina de controlar las respuestas fáciles de una imagen divina todopoderosa para en cambio hacer un llamado constante a todos nosotros/nosotras: ustedes son mis hijas / ustedes son mis hijos, los amados; en ustedes tengo complacencia....

Y la gente responde a ese llamado, como Aki Ra quien era muy pequeño cuando fue elegido por los jemeres rojos en Camboya para convertirse en un niño soldado. Él puso miles de minas y luchó por los jemeres rojos hasta 1983. Recibió entrenamiento remoción de minas con las Naciones Unidas y escuchó a su verdadera vocación: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia... Sin ningún tipo de herramientas de remoción de minas, comenzó ilegalmente a desactivar minas en las zonas en las que había luchado con nada más que un cuchillo consiguiendo con ello la prevención de muertes y lesiones graves de muchas personas, especialmente los niños.

Violada a la edad de seis años y huérfana a los nueve años, Betty Makoni de alguna manera se las arregló para mantenerse fuerte, sobrevivir y escuchar la voz: tú eres mi Hija amada; en ti tengo complacencia... En 1999 fundó la Red de Niñas como respuesta a la pandemia de abuso sexual infantil, en especial la de las niñas en Zimbabue. Su organización, está diseminada en 35 de los 58 distritos de Zimbabue. Hasta la fecha, Betty ha alcanzado a 7.000 (algunas estimaciones dicen que hasta 35.000) niñas víctimas de abuso, trabajo infantil, matrimonios forzados, trata de personas y asalto sexual.

Una investigación realizada en 2011 indica que el 90% de las travestis y transexuales que se prostituyen en las calles de Río de Janeiro les gustaría ser parte del mercado de trabajo formal... También ella escuchan la voz de Dios: ustedes son mis Hijas Amadas; en ustedes tengo complacencia... Así surge "Projeto Damas". Quienes buscan preparar estas mujeres con competencias profesionales y técnicas; fortaleciendo su dignidad, para que puedan volver al mundo de al mercado de trabajo formal.

En cierto modo, durante la Cuaresma, el mundo cristiano, desde los grupos más fundamentalistas hasta el  Vaticano, generan discursos de Dios que enmascaran el  reino ... un reino que está en medio de nuestras contradicciones más profundas, que es tan frágil como un niño soldado, como una mujer transgénero o como una mujer violada. Dios nos está llamando hoy: "ustedes son mis hijas / ustedes son mis hijos, amados; en ustedes me complazco... "Tenemos que ir al desierto para enfrentar el mal dentro de nosotros y luego volver para encontrar el rostro de Dios en medio de los conflictos y contradicciones...entonces... "no habrá más diluvio para destruir la tierra."

Por la Rev. Margarita Sánchez De León, Obispa de ICM

miércoles, 18 de febrero de 2015

Meditación Cuaresmal - Miércoles de Ceniza

Cuando alguno de ustedes ore, hágalo a solas. Vaya a su cuarto, cierre la puerta y hable allí en secreto con Dios, su Padre, pues él da lo que se le pide en secreto. Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas. A ellos les gusta que la gente sepa que están ayunando. Les aseguro que ése será el único premio que ellos recibirán. (Mateo 6:6,16-17)

¡Toquen la trompeta en Jerusalén! ¡Que se reúna todo el pueblo! ¡Que vengan los ancianos y los niños, y hasta los recién casados! ¡Que ayunen y se preparen para adorar a Dios! (Joel 2:15-16)

¡Qué no he hecho "en secreto"! ¿Qué no he hecho en mi habitación, a puertas cerradas, para no ser visto por los otros? Estas palabras en las lecturas de hoy, son campanas para mis oídos, que no proclaman a un Dios satisfecho con lo que he realizado. En cambio, "el Padre que lo ve todo" fue más una amenaza, "la recompensa" que también me espera.

Para algunas personas, el Miércoles de Ceniza en este contexto es una oportunidad para arrepentirse lo suficiente y escapar del castigo merecido. Los días previos, la gente en el carnaval de Colonia habían hecho mucho en público que solo suele hacerse en privado. Efectivamente, la mayoría de ellos disfrutaron de la mayor parte, pero ahora todos los miedos internalizados contraatacar, junto con el pensamiento racional que viene cuando la fiesta terminó. "¿Qué he hecho? ¿Esto es solo un resfriado, o estoy infectado? Mejor me hubiera quedado en mi recamara".

Hay mejores maneras de manejar el "intercambio público" de "cosas privadas" que por medio de drogas y arrepentimientos. Un manejo más responsable puede ayudarnos a desarrollar dónde nos detenemos nosotros mismos, ocultando lo que tendemos a ocultar a los demás y a un Dios castigador.

En la agenda política, salir del closet es una cuestión clave. Además, a nivel personal: ser alguien diferente en público, a quien somos en privado probablemente causará problemas para nuestro bienestar en general. (No necesitamos un Dios castigando para que esto suceda). Algunas personas trans preferimos mantener una gran parte de nuestro pasado "en secreto": lo que el público podría leer fuera de esto está muy lejos de quienes somos realmente.

La apelación a "ungir tu cabeza y lavar tu rostro" me recuerda una discusión de doble filo, sobre "los derechos" de las personas LGBT para luchar por la igualdad de derechos. Es un argumento común señalar: ¡Mira, somos tan normales como tú! Aquellos que aún buscan como practicantes de algo anormal escuchan el mismo consejo de sus comunidades así como de las iglesias "amistosas": "¡Haz lo que quieras, pero no queremos saber!" (Por cierto, NO parece "normal" simplemente por el hecho de depender de lo que se mira "normal".)

Una vez más, las personas trans a menudo tienen preocupaciones específicas acerca de "parecer normal".

Para los cristianos dentro de algunas comunidades LGBT y movimientos políticos, hay otro aspecto: en medio de las personas que tan a menudo han tenido malas experiencias con las iglesias, a veces puede sentir apropiado (o ¿tentador?) orar "en secreto".

Así que, con todo esto en mi mente, la invitación del profeta Joel, a que "todas las personas se reúnan" y a que "salgan del closet" suena bastante atractivo para mí!

¿Pero Jesús realmente quiere guardar silencio acerca de quién soy y qué hago? ¡No! ¿Jesús, exactamente, apoya la idea de no mirar y actuar ante el temor de lo "que piensan de mí ahora"?

¿Quiero ser como ellas, principalmente a causa de lo que piensan de mí? ¿Puedo unirme a sus hábitos, principalmente a causa de lo que piensan de mí?

Con Jesús, los actos espirituales pueden ser una oportunidad para liberarnos de la mímica y observancia (también religiosa):

1.- Orando y ayunando podemos convertir las voces y "tesoros" que tan a menudo nos vendan más que sanarnos.

2.- Podemos hacer una revisión interna y preguntarnos: ¿Por qué orar y ayunar ahora? ¿Quién necesita a fijarse con el fin de darle un valor?

Las prácticas espirituales no son para satisfacer las expectativas malsanas de los asistentes a la iglesia. Por el contrario, las prácticas espirituales pueden ayudarnos a crecer, saludables y amorosas, relaciones con Dios, con nosotros mismos y con el otro. Junto con esto, nuestras prácticas sobre la sexualidad y actuaciones de género experimentarán una curación similar de observadores e imitadores.

Si tu decisión es unirte al ayuno en esta cuaresma o no. Deseo que entres en una experiencia gratificante.

Por Rev. Ines-Paul Baumann, Obispx de ICM y Pastxr de ICM Colonia (Alemania)

lunes, 16 de febrero de 2015

Desnúdate a tí mismo

“Un muchacho, cubierto sólo con una sábana, iba siguiendo a Jesús. Lo detuvieron; pero él, soltó la sábana y escapó desnudo.” (Mc.14:51-52)

La desnudez, es quizá, la expresión de vulnerabilidad, más íntima y controversial a la que podemos vernos expuestos. Ese acto de quitarnos los ropajes que cubren nuestra extensa y ancha piel, hasta sus límites más extremos, con sus redondeces así tal cual son… inevitablemente nos confronta con todo aquello que nos gusta y no nos gusta de nuestro propio cuerpo… vernos al espejo tal cual somos, sin las ropas que disimulan, que distraen y a su vez destacan una imagen de nosotros mismos construida a partir de lo externo, de lo accesorio, posiblemente signifique enfrentarnos a una verdad a la que pocas veces queremos ver tal cual es… y por tanto nos desafía a la aceptación o al rechazo de lo que somos… de quienes somos, así como somos radicalmente, más allá de lo aparente.

Desnudarse es por demás un pudor ancestral… mítico, que nos remite al paraíso primero, en donde sus protagonistas Adán y Eva…, inocente e inconscientemente, convivían en paz y armonía con su desnudez hasta que apareció el pecado… ese acto por el cual fueron separados de su inocencia y despertados abruptamente a la realidad consciente de su humanidad. Humanidad que es compleja, contradictoria, animal y racional, santa y mundana. Humanidad con capacidad para la bondad y la maldad en desafiante convivencia; humanidad categóricamente imperfecta aunque bella…

En definitiva, desnudarnos, no es más que la acción de despojarnos de la pureza imaginaria que tenemos acerca de nosotros mismos y de la realidad, para asumir la condición más humana que se nos ha dado: la conciencia de libertad… Sí, conciencia de libertad. Libertad que exige discernimiento, decisión, compromiso, acción ante cualquier pensamiento, idea, acto, relacionamiento, sueño, o plegaria… Libertad que condiciona ver la realidad tal cual es… para poder asumir la existencia con responsabilidad.

Adan y Eva — prototipos míticos del género humano- al ser confrontados con su propia desnudez fueron cautivos de su imagen externa y extraviados de su intimidad interna… Y tan distorsionado fue el reflejo que vieron de sí mismos, tan profundo fue el impacto de conciencia real, que en ese instante se creó, con su acto interpretativo, una nueva realidad condicionante y hereditaria: el pudor.

El pudor como una mirada que no resiste ver la realidad en toda su cabal dimensión y completud y por tanto necesita cubrir lo que más temor dio ver: los cuerpos, pero más aún, el sexo, la sexualidad, el placer, la alteridad, la misma libertad…

Marcos nos presenta un evangelio donde la “normalidad” queda expuesta como un viejo ropaje que ya no sirve más: basta con echar un vistazo sobre las y los actores de su relato para confirmar que no representan normalidad alguna perfecta.

Y este pasaje tan pequeño que escogimos, en medio de una escena drámatica — el arresto de Jesús en el monte de los olivos minutos antes del juicio y condena — mecha a un joven cubierto por una sábana que estaba allí, siguiéndolo, el msmo es descubierto y también apresado… pero finalmente este se escapa de los guardias que sólo pueden retener la sábana que lo cubría y huye desnudo…

Por más que el poder opresor lo intente, jamás podrá cautivar, ni doblegar en su imposición la conciencia de libertad de un ser humano, que siempre tiene la capacidad de huir de sus garras deshumanizantes.

Hoy muchos están prisioneros de su imagen exterior, cautivos de sus ropajes, aletargados en la conciencia pudorosa de la normalidad impuesta… Este relato es una invitación clara a huir, si es necesario desnudos, de cualquier atadura que nos deshumaniza. Es una exhortación increíblemente liberadora a tomar por nuestra la conciencia de libertad, y decidir ser quienes somos digna y plenamente.

Por el Rev. Fernando Frontan de ICM Uruguay en Reflexiones Bíblicas Libres de Homofobia